Proyecto Mabs: el universo detrás de la invención científica de César Milstein

A 93 años del nacimiento del premio Nobel de Medicina, la documentalista Ana Fraile explica los ejes de su nuevo proyecto transmedia basado en el químico argentino y analiza la importancia de acceder a la ciencia desde un lenguaje creativo para comprender el “contexto político y social en el que suceden las cosas”.


Nacido el 8 de octubre de 1927 en Bahía Blanca, César Milstein se graduó como doctor en Química en la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires (UBA), se formó en el Medical Center Research de Cambridge y fue jefe de Biología Molecular del Instituto Nacional de Microbiología Carlos Malbrán.

Tras golpe de Estado de 1962 y la intervención del Instituto, Milstein se radicó en Inglaterra. En Cambridge, junto con su colega alemán George Köhler, logró algo que la ciencia había buscado durante años: fabricar líneas de anticuerpos puros capaces de detectar y enfrentarse a una parte específica de un antígeno y vencerlo.

Entre 1973 y 1975, Milstein y Köhler desarrollaron la técnica de hibridoma para configurar los anticuerpos monoclonales (MABs, del inglés monoclonal antibody-). Se trataba de un hallazgo científico revolucionario, con un amplio abanico de aplicaciones en inmunología, oncología y biotecnología, por el que recibirían el premio Nobel de Medicina en 1984. Sería el tercer argentino en recibir el galardón en el campo científico.

Basada en la invención de Milstein, la guionista, directora y productora audiovisual Ana Fraile desarrolla Mabs, un proyecto transmedia que vincula arte, ciencia y tecnología, y asume el desafío de contar “historias de ciencia que se conectan a lo que está aconteciendo en frente nuestro”. La iniciativa contempla un documental, que funciona como secuela del primer largometraje de la directora, “Un fueguito: la historia de César Milstein” (2010), y una experiencia inmersiva de realidad virtual.

Guionista de la Escuela de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, Cuba, y magister en Derechos Humanos y Democratización por la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), Fraile empezó a desarrollar su primer largometraje junto con Milstein, su tío abuelo, en 2000. La idea original era abordar las dificultades que enfrentaban los jóvenes científicos y cineasta de la época para abrirse camino.

Durante meses, el proyecto se fortaleció a través de una nutrida correspondencia entre la Ciudad de Buenos Aires y Cambridge, hasta la muerte de Milstein, el 24 de marzo de 2002.

Dos años más tarde, Fraile retomó la iniciativa, con el apoyo de la química y viuda de Milstein, Celia Prilleltensky. A través de los relatos de su compañera, colegas y amigos, a los que se suman sus propias filmaciones y escritos, el documental narra la vida y obra de un científico talentoso, aventurero curioso, amante de lo desconocido e investigador pionero en biotecnología, pero, sobre todo, un apasionado por la vida.

En conversación con el suplemento Universidad, Fraile explicó que la nueva película, que codirigirá con Lucas Scavino y será producida por Pulpofilms, ahondará en “la historia, usos y roles clave en el desarrollo de la tecnología de anticuerpos monoclonales” y rescatará el “contexto político y social” que posibilitó su invención y desarrollo.

En el 2000, el químico argentino escribió: “La ciencia sólo va a completar sus promesas cuando los beneficios sen compartidos equitativamente por los verdaderos pobres del mundo”. La documentalista explicó que la caída de la idea de Milstein de “que toda esa inversión pública vuelva al Estado y sea equitativamente compartida por los más pobres sigue teniendo vigencia y, cada vez más, es parte de las disputas sobre igualdad de derechos y acceso a la salud en todas partes del mundo”.

Sobre la base de estas ideas se construirá el relato de la película: “Ser soberanos en la educación, la salud y la comunicación es importante para poder vivir en un mundo más equitativo en el marco de las democracias”, subrayó.

Por otra parte, la experiencia de realidad virtual, codirigida por Fraile y María Laura Ruggiero, y coproducida por Pulpofilms y Seiren Films, propone un viaje al sistema inmunológico. Será un recorrido por el torrente sanguíneo que invitará a descubrir todas las epopeyas microscópicas que diariamente ocurren en nuestro cuerpo para preservar la vida. El proyecto se encuentra en etapa de desarrollo y lleva ganados varios fondos: Apoyo de Max Pertuz Foundation; Beca Creación del Fondo Nacional de las Artes (2019); Festival Visions du réel ID W interactive documentary workshop (2018), y British Council Seed (2019).

Para Fraile, “acceder a la ciencia desde la creatividad le da un lente de comprensión mucho más accesible al mundo de los hechos comprobables”. En ese sentido, destacó que “el arte es una herramienta más para poder sensibilizar y compartir conocimiento”.

A 93 años del nacimiento del último premio Nobel de Argentina, la documentalista apuesta a la “conversación entre arte y ciencia” como forma de “adentrarse en lo desconocido”.

Publicado en Página 12, Suplemento Universidad. 08-10-2020.